Alex – Blake – Hunter

Orgullosos de haber sido expulsados un trimestre entero

No wire hangers! Ever!

with 9 comments

Dice Blake que la madre de Alexandra es un poco como Joan Crawford en el libro de Christina Crawford. Y es cierto, pero yo hoy voy a hablar de mi madre, Nicole, que también se las trae, aunque, pobrecita, no tiene la culpa. Tener un marido como mi padre más que el sueño de una mujer es su pesadilla (aunque Blake sueñe todas las noches con él).

Mi padre, debido a su afición, el culturismo, era un hombre extremadamente vanidoso y bastante atractivo. Y un mujeriego. Mi madre lo quería mucho, la pobre, pero él le daba mala vida.

Yo crecí en un suburb de New Haven y desde muy pequeño fui consciente de que mi padre llevaba una doble vida. Básicamente no podía evitar sucumbir a su pasión por las mujeres y sé que se tiraba todo lo que pillaba. Él ahora es un hombre de negocios que posee una importante cadena de gimnasios pero por aquel entonces tenía un modesto gym en Connecticut. Ahí se pasaba el día ligando con las clientas, y mi madre en casa de abnegada housewife.

El caso es que mi madre se fue deteriorando física y mentalmente llegando al punto de hacerse alcohólica y adicta al Xanax (es como llaman allí al trankimazin) y una verdadera maniática del orden y de la limpieza. No podíamos sentarnos en los sofás tres días antes de recibir una visita o venía con el gin-tonic y el cigarro en la mano gritando fuera de sí y asustando al gato.

El día en que noté por primera vez que se había pasado de rosca es cuando llego a casa (yo todavía vivía en USA antes de venirme aquí de adolescente, escapando de una ya insoportable situación familiar) y me encuentro al pobre gato atado a una silla con una cuerda. Digo mamá por qué tienes al pobre Scott atado, qué ha hecho? Resulta que se había hartado de que le tuviera todos los sofás llenos de pelos y creyó que tenerle atado era una solución. Ahí ya me di cuenta de que mi madre se estaba volviendo loca. Cuando llegaba mi padre por la noche mi madre estaba etílica perdida y le montaba unos pollos de aquí te espero… “¿Dónde coño has estado?” “Hueles a perfume barato” “Eres un mamonazo, fuera de mi casa!” y así. Yo mientras tanto estaba en mi cuarto abrazado a mi osito de peluche sintiendo que el mundo se estaba desmoronando por momentos. Yo no hacía más que acordarme de aquella película que pasaron una vez por televisión de Faye Dunaway haciendo de Joan Crawford y de la escena aquella en la que le echaba la bronca a su hija por utilizar perchas de alambre. Soñaba con que mi madre llegaba por la noche con el cubatazo y los rulos y me agredía con las perchas al grito de “No wire hangers ever!!!!”.

Afortunadamente mi madre nunca me pegó y ahora está totalmente recuperada y divorciada de mi padre. Se volvió a casar y tiene un hijo que es mi hermanito. Ella siempre se preocupó por mí y fue una buena madre y ama de casa que no tuvo buena suerte con su primer matrimonio y pasó por una mala etapa de la que afortunadamente salió. Mi padre no se volvió a casar, se dio cuenta de que el matrimonio no era lo suyo y aunque pasamos una temporada él y yo sin hablarnos, al final le perdoné y ahora tenemos una relación normal. Yo ahora vivo en Madrid y aunque esto me gusta no descarto volver algún día a mi tierra natal.

Si algo he sacado en claro de todo esto es que, de manera subconsciente, le tengo manía a las perchas de alambre. Son como un símbolo maligno y no puedo ni verlas. Así que ya sabeis… No wire hangers!!! Ever!!!!

Hunter

Anuncios

Written by hunterfox

junio 27, 2008 a 8:13 am

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Siento mucho toda esta historia. Sabía algo de lo sucedido, pero no conocía esos detalles. Por cierto, el nuevo marido de tu madre también está bastante buenorro xD O lo estaría si no fuese vestido como un Hell’s Angel. Si hasta a tu hermano lo viste de minimotero :-S

    blakecarradine

    junio 27, 2008 at 10:50 am

  2. Cariñitos,
    Vayan actualizando, coño!

    No tengo Novia

    julio 2, 2008 at 10:23 am

  3. Mira, yo a un superhéroe de cómic gaylor no le puede decir que no…

    blakecarradine

    julio 2, 2008 at 7:44 pm

  4. Hola,

    Acabo de caer en tu blog porque estoy buscando la traducción al español de la famosa frase de la película (No wire hangers ever!), pero no la encuentro por ninguna parte.

    La verdad es que aquella escena era terrorífica. Yo la vi en televisión siendo muy pequeña y estuve durante noches teniendo pesadillas con la escena de marras y Joan Crawford pegándole a su hija con la percha… Hasta hoy, ni siquiera sabía que pertenecía a esa película… Sólo recordaba lo de las perchas…

    ¿Puede que la frase sea “‘¡Nada de perchas de alambre!”? Mmm, tendré que seguir buscando…

    Y en otro orden de cosas, me alegro de que ahora a tu madre le vaya bien y de que tú estés contento en Madrid… ¡Es una ciudad muy bonita! ¿no? (yo también vivo en Madrid :-))

    juliacgs

    julio 23, 2008 at 5:28 pm

  5. Querida Julia,

    No tenemos ni idea de como es la frase en español, ¿pero si tienes la original en inglés para qué quieres una vulgar traducción? Todos hemos tenido pesadillas con Joan Crawford. Pero ahora yo, por ejemplo, las tengo con Shannen Doherty, que es peor.

    En efecto, Madrid es muy bonita, pero la odiamos en verano.

    Gracias por dejarte caer por aquí.

    Blake

    blakecarradine

    julio 25, 2008 at 9:00 am

  6. ¡Hola Blake!

    ¡No, hombre! Ya sé que en inglés es mucho más terrorífica (aunque encontré la escena en YouTube en italiano y era igualmente terrorífica…), pero es que estoy traduciendo un libro en el que se menciona específicamente esa frase, ¡y no puedo dejarla en inglés! (si la dejo en inglés, no me pagan! :-))…

    De todas formas, creo que sí es “¡Nada de perchas de alambre!”, lo encontré aquí: http://tinyurl.com/6oq7pz

    Sí, la verdad es que Madrid en verano se las trae… Aunque yo tengo esguince de rodilla, así que me da un poco igual estar aquí que estar en cualquier otro sitio caluroso… ¡Si por lo menos hiciera fresquito!

    Y sí, Shannen Doherty da miedo. No me extraña que tengas pesadillas con ella.

    juliacgs

    julio 25, 2008 at 10:54 am

  7. Julia, ¿qué libro tan petardo es ese que estás traduciendo que contiene la frase de Joan Crawford? Y, por favor, no me digas que va sobre cine, dime que va sobre madres locas o sobre castigos físicos.

    blakecarradine

    julio 26, 2008 at 5:20 pm

  8. ¡Hi Blake!
    Buscando por la red… gilipolleces para variar, para que nos vamos a engañar… acabo de encontrar tu blog. Este post (No wire hangers! Ever!) es el primero que he leido… me ha pillado con la guardia baja y bueno, no se bien que decir. Siento que hayas tenido que vivir eso. Me alegro de que a tu madre le vayan bien las cosas y a ti también.
    Ahora me queda leerme todo el blog, escribes bien y se que lo voy a disfrutar.
    Un saludo desde el sur

    Ju

    octubre 21, 2008 at 7:17 pm

  9. Hola Ju,

    En realidad la historia es de Hunter y no mía, pero espero que igualmente sientas lo que pasó el pobre Hunter.

    Bienvenida/o y sigue leyéndonos (aunque actualicemos de higos a brevas, aunque siempre acabamos actualizando).

    blakecarradine

    octubre 23, 2008 at 2:05 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: